¿Cuál es la razón de un problema de movilidad? ¿Es un problema relacionado con la “falta de elasticidad de los tejidos”, o tiene más que ver con el control del cerebro?

SISTEMA NERVIOSO VS TEJIDOS

   La visión tradicional, y bienintencionada tanto en el entrenamiento como en la rehabilitación, es que los problemas de movilidad vienen marcados por  un exceso de tensión en los tejidos, que reduce la capacidad músculo-articular necesaria para movernos (Si quieres saber más lee estiramientos I). Pero los avances en neurociencia de las últimas décadas nos enseñan que el sistema nervioso, y en particular el cerebro tienen mucho más influencia en la mejora del movimiento de lo que se ha tenido en consideración tradicionalmente.

Problemas de movimiento

MENTAL  IMAGERY Y SUS ENSEÑANZAS

   Diferentes estudios sobre la técnica de mental imagery pueden ayudarnos a dar luz sobre la necesidad de poner una mayor atención sobre el conocimiento del sistema nervioso en vez de seguir anclados exclusivamente en términos “mecanicistas” tales como flexibilidad o elasticidad.

Esqueleto sin cerebro

Durante años se han tenido muy en cuenta los tejidos y los huesos ante los problemas músculo-articulares, mientras que el cerebro y el resto del sistema nervioso han sido los grandes olvidados.

DEFINICIÓN DE MENTAL IMAGERY

   El mental imagery (visualización/ imaging training/motor imagery…) es definida como aquella tarea cognitiva que se refiere a la reproducción interna, en este caso mental, de un movimiento específico sin ningún otro tipo de estímulo motor (Cicinelli, Marconi, Zaccagnin, Pasqualetti, Filippi, & Rossini, 2006). Esto quiere decir que si quieres realizar un ejercicio de  mental imagery deberías de mantener una imagen mental del movimiento, ¡pero sin moverte! Por tanto con la ausencia de cualquier tipo de contracción, incluso lo ideal sería realizar el estudio monitorizando con un electromiógrafo para descartar que exista actividad eléctrica por la contracción de los músculos relacionados con el movimiento imaginado (Frenkel, Herzig, Gebhard, Mayer, Becker, & Einsiedel, 2014)(Ver  definición de electromiografía?).

   Como ejemplo, expondré varios estudios con el objetivo de reflejar que algunos investigadores no se escapan de seguir centrando su atención en la visión tradicional estructural, a pesar de realizar estudios sobre “mental imagery“.

Mental imagery

METAL IMAGERY EN NADADORES: INVESTIGADORES CENTRADOS EN LA ESTRUCTURA  (Guillot, Tolleron, & Collet, 2010)

   El estudio  contó con un total de veintiuna nadadoras de natación sincronizada durante cinco semanas.  Se formaron dos grupos, el primero de diez nadadoras que practicaron diferentes ejercicios de “flexibilidad”, ejecutaron varios tipos de ejercicios de estiramientos pasivos y activos de diferentes zonas (isquios, aductores, musculatura de la articulación del hombro y del tobillo). A continuación este grupo realizaba ejercicios de mental imagery en los que se concentraban en el movimiento realizado. El segundo grupo de once nadadoras, “el grupo control”, realizaron los mismos ejercicios, pero sin el posterior mental imagery.  La mejora en la movilidad (los autores se refieren a flexibilidad) en diferentes test fue mejor en el grupo que combino los diferentes ejercicios de “estiramientos” con el mental imagery.

Ejemplo de

Ejemplo de lo que suele “denominarse” como estiramiento activo, al poner el foco de atención en la musculatura que se estira en vez de la que se acorta.

   Lo curioso del estudio es, que sus autores se centran en lanzar una serie de hipótesis, por tanto no probadas, relacionadas con cambios en los tejidos gracias al mental imagery, incluso no descartan la mejora en la lubricación de los tejidos gracias a dicha técnica mental.

Las imágenes podrían haber ayudado los participantes se relajen, por lo tanto, lo que resulta en una mayor estiramiento eficaz de los tejidos conectivos.” “Podría tener un impacto en sarcómeros, o los tejidos conectivos que envuelven y rodean al músculo” (Guillot, Tolleron, & Collet, 2010)

   Las mejoras en el  sistema nervioso se centraron más en posibles influencias en el reflejo de estiramiento, pero no en mejoras a nivel del cerebro:

Podría facilitar el desarrollo de la flexibilidad al disminuir la activación de las neuronas motoras.” “Sin embargo, esta hipótesis no se ha investigado.” “En conclusión, nuestros resultados sugieren que el motor imagery es eficaz en la mejora de estiramiento y flexibilidad.” “La investigación adicional es, pues, necesaria para determinar los mecanismos neurofisiológicos impactados por las imágenes.” (Guillot, Tolleron, & Collet, 2010)

   Estos autores  pusieron más su atención en causas estructurales o en la influencia en señales nerviosas periféricas (por ejemplo los nervios que llegan a los músculos), sin tener en cuenta estudios previos sobre el motor imagery y el cerebro. ¿Cómo mejoran su movilidad aquellas personas que tienen afectado un lado de su cuerpo sin realizar “estiramientos” ni “acortamientos” musculares?  Analicemos que dicen las investigaciones en personas con hemiplejia que mejoraron sus posibilidades para moverse tras una hemiplejia gracias al mental imagery.

MENTAL IMAGERY Y AFECTADOS POR UNA HEMIPLEJÍA

   Aquellas personas que por desgracia han sufrido algún tipo infarto cerebral,   suelen ver afectado el control de sus movimientos del lado que controla la zona del cerebro dañada (Si es afectado el lado derecho del cerebro, afectara al lado izquierdo del cuerpo).  Por tanto sus mapas cerebrales se encuentran borrosos (Leer mapas 1).

 L

   En una revisión muy amplia sobre los efectos de la práctica de mental imagery en pacientes que seguían una rehabilitación después de un accidente cerebrovascular, observaron que los resultados de algunos estudios indicaban que la práctica mental  era superior que la práctica física para mejorar el  movimiento de los pacientes. A su vez lo que también detectaron es que la práctica de mental imagery combinada con la práctica física era la que mejores resultados reflejaban  (Braun, Beurskens, Borm, Schac, & Wade, 2006).

   El  primer  estudio que investigo que ocurría a nivel del cerebro en personas  que habían sufrido una hemiplejia tras un infarto cerebral descubrió que se daban mejoras cerebrales (Cicinelli, Marconi, Zaccagnin, Pasqualetti, Filippi, & Rossini, 2006).

   El modo en el que estudiaron el cerebro fue  analizando que ocurría a nivel de la corteza cerebral mediante la técnica de EMT (Estimulación magnética transcraneal).

   Seleccionaron a diecisiete pacientes de su hospital, que tenían muy poca movilidad en su mano afectada. Evaluaron el mapa motor de un dedo de su mano, específicamente de su abductor del dedo meñique (Abductor digiti minimi). Una de las conclusiones a las que llegaron fue que los mapas cerebrales mejoraban gracias a la práctica de Mental Imagery tanto como con la contracción activa del músculo en cuestión, sus buenos resultados se suman al de otros estudios con sujetos sin lesiones cerebrales como estudios mencionados en otras ocasiones de Pascual-Leone (2001) (Leer mapas cerebrales borrosos).

Músculos de la mano

HIPÓTESIS A TENER EN CUENTA

   Tal vez es necesario que nos replantemos  ciertos paradigmas relacionados con la obsesión de achacar los problemas musculares a razones estructurales como la “falta de elasticidad” de los tejidos, si fuera esta la razón,  ¿cómo una persona puede mejorar su movilidad sin estirar o acortar su musculatura en tan poco tiempo solo imaginando un movimiento? La respuesta se encuentra  en las mejoras que ocurren en el cerebro,  si quieres saber más te espero en  REN BLOG.

Si aún no te convencí del poder del Mental Imagery te invito a que veas este vídeo:

 

workshop Ren

 

Referencias

Braun, S. M., Beurskens, A. J., Borm, P. J., Schac, T., & Wade, D. T. (2006). The Effects of Mental Practice in Stroke Rehabilitation. A Systematic Review. Archives of physical medicine and rehabilitation, 87(6), 842-852.

Cicinelli, P., Marconi, B., Zaccagnin, M., Pasqualetti, P., Filippi, M. M., & Rossini, P. M. (2006). Imagery-induced Cortical Excitability Changes in Stroke: A Transcranial Magnetic Stimulation Study. Advance Access publication, 16:247–253.

Frenkel, M. O., Herzig, D. S., Gebhard, F., Mayer, J., Becker, C., & Einsiedel, T. (2014). Mental practice maintains range of motion despite forearm immobilization: a pilot study in healthy persons. Journal of rehabilitation medicine, 46(3), 225-232.

Guillot, A., Tolleron, ,. C., & Collet, C. (2010). Does motor imagery enhance stretching and flexibility? Journal of Sports Sciences, 28(3): 291–298.

Pascual-Leone, A. (2001). The brain that plays music and is changed by it. Annals of the New York Academy of Sciences, 930(1), 315-329.

 

 

4 Comments on “Mejorar la movilidad usando el cerebro. Mental imagery

  1. Pingback: MAPAS BORROSOS Y SOLUCIONES A PROBLEMAS NEUROMUSCULARES | REN

  2. Pingback: El poder del cerebro en la recuperación de lesiones | REN: READAPTACIÓN, ENTRENAMIENTO Y NEUROMECÁNICA

  3. Pingback: Videoblog: Entrenamiento mental en la recuperación de lesiones – REN ENTRENAMIENTO

  4. Pingback: Alteraciones neurales en dos protocolos de entrenamiento de fuerza al fallo – REN ENTRENAMIENTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: