¿Qué ejercicios mejoran más la representación de tus músculos en el cerebro? ¿Los movimientos activos o los pasivos?

LEYENDO “LA MENTE” CON ESTIMULACIÓN MAGNÉTICA TRANSCRANEAL

   A través de una formación con el profesor Fernández del Olmo (2015) conocí el primer estudio que analizó que ocurría en los mapas cerebrales  del córtex motor, región encargada de controlar los músculos en el cerebro (Ver mapas 1).

Cerebro humano partes del cerebro

Específicamente observaron el área contralateral del córtex motor primario (Primary motor cortex).

   El objetivo de los investigadores fue comparar el modo en el que se reorganizaban los mapas  del cerebro en función si las personas entrenaban un movimiento de flexo-extensión de su muñeca activamente o pasivamente (Lotze, Braun, Birbaumer, Anders, & Cohen, 2003).

Ejemplo de extensión pasiva de la muñeca.

Ejemplo de extensión pasiva de la muñeca.

 Se hicieron dos grupos, uno trabajo el movimiento activamente y otro pasivamente durante una sesión de treinta minutos. El grupo que trabajo pasivamente lo hizo mediante un robot programado para que los sujetos realizasen aproximadamente la misma velocidad, amplitud, número de repeticiones y descanso que el grupo activo. La representación de los mapas cerebrales en el grupo activo fue mucho mayor.

Comparativa de evolución de los mapas cerebrales, la primera imagen corresponde con el aumento de la señal del cortéx motor tras un movimiento activo. La segunda corresponde con un aumento de la actividad

Comparativa de evolución de los mapas cerebrales, la primera imagen representa el aumento de la señal del córtex motor tras un movimiento activo. La segunda corresponde con un aumento de la actividad “insignificante” tras la realización de movimientos de tipo pasivo. Adaptado de “Motor learning elicited by voluntary drive” por Lotze, Braun, Birbaumer, Anders, & Cohen, 2003,Brain,126-4, p. 867

   Otro estudio más reciente  que evaluó los movimientos pasivos del dedo pulgar de la mano de personas sanas, realizado en sesiones de treinta minutos durante tres días consecutivos, no revelo mejoras en  las representaciones del córtex motor respectivo (McDonnell, Hillier, Opie, Nowosilskyj, Haberfield, & & Todd, 2015).

ESTUDIO PASIVO VS ACTIVO: ANÁLISIS DEL RESULTADO DE LA TAREA

   En este caso la investigación también tuvo como fin comparar  los movimientos activos frente a los  pasivos, sin embargo no estudiaron los mapas cerebrales de una región determinada del cerebro, sino que  evaluaron el resultado de la ejecución de una tarea  (Beets, Macé, Meesen, Cuypers, & Levin, 2012).

  Otra particularidad del estudio es que los participantes aportaron  diferentes tipos de feedback visuales y auditivos.  Inicialmente sus autores pensaron que el movimiento pasivo tendría mejores resultados que el activo, pero reconocen que se equivocaron,  ya que los movimientos activos volvieron a ganar.

programas_ren_reactivacion_y_entrenamiento_neuromuscular

¿Por qué se mejora más en los activos?

   Este es un tema que se tratará con mayor profundidad en el futuro en Ren Blog. Los investigadores barajan varias hipótesis al respecto, una de ellas se relaciona con que los ejercicios activos contribuyen a que sean enviados un mayor número de impulsos nerviosos  desde los receptores corporales (señales aferentes) que en un movimiento de tipo pasivo, y por tanto  el cerebro dispone de más información que procesar y utilizar para mejorar el movimiento (Beets, Macé, Meesen, Cuypers, & Levin, 2012).

Esto vuelve a poner de relieve la importancia de una correcta  información desde los receptores hacia el cerebro, por lo que parece ilógico querer inhibir señales aferentes (Puedes leer más sobre esto en propiocepción I, propiocepción II y estiramientos II)

Los husos musculares siempre deberían estar

Los receptores siempre deberían estar “atentos” para informar al sistema nervioso.

¿Llega información al cerebro durante un movimiento pasivo?

   Aunque en un movimiento pasivo, no exista una orden de acortamiento desde el cerebro hacia los músculos con el fin de alcanzar el movimiento deseado, no debe de confundirse con que el cerebro no reciba información sobre el movimiento pasivo desde diferentes receptores, por lo que no es descartable que pueda influir en alguna medida en la evolución de los mapas cerebrales.  Por ejemplo los receptores articulares,  envían información del movimiento al cerebro desde las articulaciones aunque el movimiento no sea activo, incluso existen estudios en los que durante operaciones quirúrgicas se han estimulado aferencias de ligamentos de la rodilla que han activado áreas del córtex sensorial del cerebro  (Enoka, 2015).

   Otro ejemplo, es el receptor huso muscular. Este informa de la longitud muscular, y puede ayudar a distinguir al cerebro entre un movimiento activo y uno pasivo (Fernández del Olmo, 2012). Las señales de los receptores articulares que te he mostrado al principio también influyen  a nivel de la médula espinal sobre las neuronas que envían órdenes para que la musculatura se contraiga, denominadas motoneuronas (Enoka, 2015). Específicamente influyen sobre las motoneuronas alfa, encargadas de que el músculo se acorte, y las motoneuronas gamma, cuyo objetivo es mantener al huso muscular informando sobre la longitud muscular al sistema nervioso  mientras el músculo se acorta (Kandell, Schwartz, & Jesell, 2001; Tortora & Derrickson, 2011; Fernández del Olmo M. Á., 2012; Enoka, 2015).

Cerebro siempre informado

ELIGE TU ESTÍMULO

   Existe una variedad  de estímulos de entrenamiento interesantes como contracciones isométricas, dinámicas,  mental imagery u otras herramientas como las vibraciones, electro- estimulación o aquellas otras que pueden aumentar las señales desde los receptores cutáneos como el foam roller ¡existen cientos de posibilidades!

   Especialmente si eres un profesional del ejercicio, es necesario que entiendas la importancia de conocer las ventajas y riesgos de los diferentes tipos de estímulos, más que entrar en la ya eterna y aburrida batalla entre algunas técnicas de entrenamiento, escuelas o herramientas de trabajo cuyos comportamientos dividen cada día un poco más al sector del ejercicio. Si entendemos los puntos positivos y riesgos de cada una de ellas, sumaremos para ser mejores profesionales.

Parece improbable encontrar un estímulo de entrenamiento “universal” que ayude en cualquier caso, parece más lógico entender el efecto de cada herramienta/técnica/estímulo con el objetivo de  elegir la mejor opción en función de cada momento, situación personal y necesidades de aquellos que confían en nosotros.

Camino a una vida saludable, prohibido la enfermedad

LA NECESIDAD DE SER  ACTIVO

   Nos encontramos en una sociedad en la que en general no somos lo suficientemente activos, por lo que no nos viene mal huir de la pasividad en la que nos hallamos anclados.  A la luz de los estudios expuestos,  pueden ser más adecuados los movimientos activos con el fin de  mejorar en mayor medida tus mapas cerebrales musculares  y prevenir así los temidos mapas cerebrales borrosos  (Mapping Training System, 2015; Tsao, Galea, & Hodges, 2011) (Ver artículo mapas borrosos).

   Descubre más información sobre consejos de salud y entrenamiento que pueden ayudarte en REN entrenamiento vía Facebook, Twitter, Google +, también puedes suscribirte a REN BLOG y ser el primero en enterarte de las nuevas publicaciones.

Referencias

Beets, I. A., Macé, M., Meesen, R. L., Cuypers, K., & Levin, O. &. (2012). Active versus passive training of a complex bimanual task: is prescriptive proprioceptive information sufficient for inducing motor learning? PloS one , 7(5), e37687.

Enoka, R. M. (2015). Neuromechanics of human movement. . University of Colorado, Boulder: Human kinetics.

Fernández del Olmo. (25 de Septiembre de 2015). Avances en las Adaptaciones Nerviosas al Entrenamiento de Fuerza. Mundo entrenamiento y grupo gse.com.

Fernández del Olmo, M. Á. (2012). Neurofisiología aplicada a la actividad física. Madrid: Sintesis.

Kandell, E., Schwartz, J. H., & Jesell, T. M. (2001). Principios de Neurociencia. Madrid: McGraw-Hill.

Lotze, M., Braun, C., Birbaumer, N., Anders, S., & Cohen, L. G. (2003). Motor learning elicited by voluntary drive. Brain, 126(4), 866-872.

Martínez, R., & Torres, A. (24 de enero de 2015). Formación Mapping Training System. Madrid, Madrid, España: Neuromecánica Lab.

McDonnell, M. N., Hillier, S. L., Opie, G. M., Nowosilskyj, M., Haberfield, M., & & Todd, G. (2015). Continuous passive movement does not influence motor maps in healthy adults. Frontiers in human neuroscience, 9.

Tortora, G. J., & Derrickson, B. (2011). Principios de Anatomía y Fisiología. México D.F.: Médica Panaméricana.

Tsao, T., Galea, M. P., & Hodges, P. W. (2011). Driving plasticity in the motor cortex in recurrent low back pain. European Journal of Pain, 14(8), 832-839.

4 Comments on “Evolución de los mapas cerebrales: entrenamiento activo vs pasivo

  1. haber si logro entender, porque la verdad es que me confunde y llego a pensar que hay una contradiccion, ya que este articulo dice que el movimiento pasivo no sirve casi nada, y en otros articulos del uso de la mente dicen que es muy favorable y ayuda mucho. Podrias aclararme el panorama? porque lei los articulos y este me hace confundir sobre los mapas cerebrales.

    Me gusta

    • Hola Fabricio, lo que analizaron en estos estudios fue la evolución de los mapas cerebrales entre los movimientos activos (que te muevas tú, es decir una orden del cerebro hacia los músculos) o que te muevan pasivamente (tú cerebro no activa el circuito motor del movimiento, ya que te mueve algo externo).
      Pasivo, no es lo mismo que Mental imagery. Al realizar un ejercicio de mental imagery activas los mapas cerebrales que controlan los músculos del movimiento imaginado, es decir pones tu “atención en ello”, el mental imagery de los estudios mostrados en otros artículos no se hicieron acompañados de ejercicios pasivos, tampoco los sujetos contraían los músculos en cuestión, solamente imaginaron el movimiento. Espero haberte aclarado la duda.
      Último artículo sobre imagery:
      https://renentrenamiento.com/2016/05/16/el-poder-del-cerebro-en-la-recuperacion-de-lesiones/#more-2263

      Me gusta

  2. Pingback: El poder del cerebro en la recuperación de lesiones | REN: READAPTACIÓN, ENTRENAMIENTO Y NEUROMECÁNICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: