Uno de los problemas que nos encontramos a la hora de comenzar un ejercicio es tanto nuestra colocación como la de la resistencia. “¿Me coloco más lejos o más cerca? ¿subo la polea o la coloco más abajo? ¿el codo apuntando hacia el techo o hacia el suelo?…”. Estas son algunas de las preguntas que nos pueden surgir al preparar un ejercicio o que incluso nuestros propios clientes/pacientes pueden hacernos. Preguntas que podríamos resolver fácilmente y sin dudar con un mínimo de conocimiento biomecánico.

 

confused-2681507_1920

 

   Uno de los aspectos fundamentales y claves a dominar en cuanto a la aplicación de resistencias es el PERFIL DE RESISTENCIA (PDR). Pero antes de avanzar con este concepto debemos entender primero las diferencias entre carga y resistencia.

   La RESISTENCIA está muy relacionada con el término TORQUE; fuerza rotacional alrededor de un eje (en el caso del cuerpo humano, las articulaciones). Mientras que la CARGA es cualquier fuerza que entre en contacto con nuestro cuerpo.

   No obstante, durante las sesiones, nuestra acción fundamental es proporcionar cargas que creen resistencia en nuestros ejes articulares, haya o no movimiento. En esto, se basa esencialmente el ejercicio. Por tanto, nuestra misión como profesionales es crear las situaciones más adecuadas de aplicación de resistencias, y esto necesariamente pasa por el entendimiento del PDR, que llevado a nuestro campo consistiría en la fluctuación de la resistencia en un eje articular a lo largo del ROM (range of motion, rango de movimiento).

   A continuación, vemos tres casos donde se realiza la misma acción: rotación externa de glenohumeral (GH) en 90º de abducción con 90º de flexión de codo, pero con distinto resultado.

 

PERFIL DE RESISTENCIA POLEAS.001

 

   En las fotos queda reflejado el punto de máximo TORQUE EXTERNO durante el movimiento sobre la articulación glenohumeral (GH) en el  eje supero-inferior (S-I). El único factor que hemos modificado es la DIRECCIÓN DE LA LÍNEA DE FUERZA EXTERNA al cambiar la altura de la polea. Esto es suficiente para alterar el torque externo recibido en cada parte del ROM para una misma ejecución.

  La siguiente pregunta sería; “¿Y en qué partes del ROM o en qué situaciones suavizamos o endurecemos el PDR para maximizar los beneficios en cada ejercicio?”. Pues bien, nuestra musculatura no posee la misma capacidad de producir fuerza por igual en todo el rango de movimiento. Esto viene determinado por factores tanto mecánicos como neurofisiológicos. Factores y variables que te explicamos en nuestro WORKSHOP DE BASES NEUROMUSCULARES Y APLICACIÓN DE RESISTENCIAS. TE ESPERAMOS

BIBLIOGRAFÍA

  • Neumann, D. A. (2017). Kinesiology of the musculoskeletal system: foundations for rehabilitation. St Louis, MO: Mosby. Elsevier. 3th ed.
  • Levangie, P. K., & Norkin, C. C. (2011). Joint structure and function: a comprehensive analysis. FA Davis. 5th ed.

 

workshop Ren

 

3 Comments on “¿POR QUÉ DEBO CONOCER EL PERFIL DE RESISTENCIA?

  1. Pingback: Resumen publicaciones III. Semana del 13 de noviembre de 2017 – REN ENTRENAMIENTO

  2. Pingback: Mecánica: Pectoral mayor vs deltoides posterior, ¿son siempre antagonistas? – REN ENTRENAMIENTO

  3. Pingback: “STICKING POINT”. El “cuello de botella” en el rendimiento – REN ENTRENAMIENTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: